¿Se pone difícil jugar online en territorio español?

El sector del juego en España anda muy revuelto con la puesta en vigor del nuevo Real Decreto que amplía al que se puso en marcha durante el año 2011 y por el cual se regulaba el juego online en nuestro país. Esta nueva normativa supone un punto de inflexión en la relación que existe actualmente entre los jugadores y las plataformas que operan a través de Internet.

Está muy claro que el sentir general existente es el de pesadumbre. Con la nueva normativa que pone en marcha el Ministerio de Consumo, se dificulta bastante la promoción del juego online y el acceso de nuevos jugadores a este tipo de plataformas.

Las trabas que, probablemente entren en vigor después del verano, son bastante acusadas. A partir de ahora, la publicidad quedará muy restringida y los bonos de bienvenida y promociones especiales, quedarán solamente al alcance de los usuarios ya previamente registrados. Éstos son algunos de los aspectos claves del nuevo reglamento de juego que, sin embargo, no afecta aquellos que son propiedad del Estado.

El juego online de este tipo queda fuera de esta normativa, lo que supone aplicar criterios diferentes para lo que, a fin de cuentas, sigue siendo lo mismo: juegos de azar.

El nuevo reglamento, los puntos más polémicos

– Ya no es posible que puedas disfrutar de algunas tiradas de ruleta en vivo sin necesidad de arriesgar tu dinero de verdad. Las promociones de bienvenida, los conocidos como bonos, quedan absolutamente prohibidos para nuevos jugadores. Solamente disfrutan de ellos quienes tengan una antigüedad de al menos, 30 días en la plataforma, y siempre y cuando su perfil haya quedado plenamente verificado. Este tipo de promociones son siempre un buen aliciente a la hora de jugar sin tener que arriesgar el capital. El nuevo reglamento los elimina de un plumazo, por lo que jugar ya no será considerado como algo atractivo para las personas que nunca lo han hecho.

– Estamos acostumbrados a ver patrocinio por parte de casinos online y casa de apuestas de equipos de fútbol, también de eventos deportivos. Esta nueva reglamentación lo va a prohibir, por eso su puesta en marcha probablemente se retrase hasta el comienzo de la liga. De esta manera, los ingresos por publicidad, tan necesario siempre, quedan eliminados automáticamente. Un problema de índole mayor, que ya aparecieron las industrias tabaqueras hace años con su exclusión de la publicidad en el sector del deporte.

– Hablando de la publicidad, la restricción de los anuncios toma un giro enorme. Hasta ahora, es bastante habitual ver a anunciantes de casinos online o de casas de apuestas en cualquier momento. También que personajes del mundo del deporte o diversos famosos presten su imagen a este tipo de empresas. Esta práctica ya queda totalmente descartada, cuando se realicen anuncios no se podrá echar mano de personajes relevantes en la publicidad. De la misma manera, se quiere evitar que las redes sociales sea la puerta de entrada para los nuevos jugadores, especialmente los adolescentes. Estos son usuarios masivos de estas redes, independientemente de que se trate de Instagram, Facebook o Twitter. El gran poder que poseen también es un atractivo a la hora de anunciarse. Vamos a tener que irnos acostumbrando a que la publicidad de los casinos online desaparezca por completo, solamente estará restringida aún escaso margen de cuatro horas durante la madrugada. De esta manera se pretende evitar que los menores de edad puedan visualizarla, independientemente de que accedan a plataformas de vídeo, donde tampoco se podrán ver.

Lo que ha terminado de colmar la paciencia de las empresas de sector es que esta nueva regulación solamente ataca al ámbito privado, nunca a las loterías y apuestas del Estado. Esto supone una buena cantidad de ingresos, pero la nueva normativa no se aplicará a este tipo de juegos. ¿Alguien se imagina la llegada de la Navidad sin el típico anuncio de loterías? ¿O bien que se dejara de retransmitir el sorteo del gordo de Navidad? Supondría una auténtica catástrofe social, desgraciadamente, gran parte de la sociedad ataca a los juegos de azar menos a estos que están tan arraigados. Y, efectivamente, no dejan de ser juegos en los que el azar es lo que determina llevarse o no un premio. Todos tenemos casos cercanos de personas que invierten más de lo que pueden y comprar décimos de lotería. ¿No sería esto un propio caso de adicción al juego? Este es según las empresas de juego el principal problema, está haciendo una diferenciación clara entre las iniciativas privadas y las propias del Estado, dejando en una posición muy comprometida a las primeras. La aplicación de esta ley y que se hace efectiva en pocos meses, es temida por las plataformas de juego, que tendrán que hacer verdaderas cábalas para poder sobrevivir.

Más artículos

Gran Paintball Madrid

La llegada de la pandemia ha forzado a muchos...

Eurocopa 2021: análisis de las principales selecciones de fútbol

VENEZUELA - El informe, redactado, por el periodista Tomás...