Cien pasos al norte, de Gabriel Segurado, es una novela de suspense con rasgos de aprendizaje propio y de otras culturas

El escritor Gabriel Segurado presenta su nuevo trabajo, Cien pasos al norte, una novela ágil, emocionante y llena de misterio en la que se mezclan de forma natural el género romántico, el thriller y el espionaje.

La historia comienza cuando Mónica, la protagonista, decide romper las ataduras de su rutina y emprender un viaje hacía Puerto del Rosario, un lejano país Latinoamericano.

Su trabajo como teleoperadora la mantiene ligada a una rutina que no consigue llenar su vida ni sus expectativas de futuro. Tiene dos opciones, continuar con una rutina que la hace infeliz, o dar un salto hacia adelante y romper con todo lo que ha sido su vida hasta ese momento. Convencida de que el cambio es necesario para encontrar la felicidad y para encontrarse a sí misma, acude a ver a su hermano que, tras intentar convencerla de que no abandone lo logrado hasta ese momento, cede y la ayuda económicamente para que encuentre su destino.

Así comienza una apasionante aventura que nos sumerge en la peligrosa investigación de un complot político y financiero que la enfrentará a terribles secretos, obligándola a tomar decisiones que pondrán en riesgo su vida. El amor también tiene un papel destacado despertando en Mónica sentimientos, prejuicios y emociones encontradas. Esta novela de acción, romance e intriga te atrapa desde la primera línea convirtiéndote, como lector, en el auténtico protagonista.

Encuentros imprevistos, naturaleza salvaje y amores inesperados se mezclan con una trama de misterio en la que podemos encontrar subtramas de espionaje, experimentos científicos y aprendizaje de otras culturas. Una aventura intensa y emocionante que traslada al lector a su presente para cuestionar si merece la pena arriesgarse a todo para encontrar la verdadera identidad que se agazapa entre los rincones de la vida cotidiana.

Gabriel Segurado destaca por su habilidad utilizando el arte como forma de expresión visual para transmitir sus sentimientos y emociones. Fotografía, pintura y música componen una larga trayectoria creativa que se materializa en Cien pasos al norte como eficaz soporte estético. Su trayectoria profesional ligada al diseño gráfico y la gerencia de empresas de publicidad y artes gráficas está muy ligada también a la estética y la comunicación.

“Una vez en la aeronave, un Boeing 757-200, la casualidad juega a mi favor situándome entre la ventanilla que proyecta maravillosos paisajes y un simpático y atlético joven deportista que se dirige a Lima para participar en el quinto campeonato mundial de motos de agua. Tenemos una conversación entretenida y original acerca de sus viajes, sus logros y, sobre todo, su filosofía de vida. Es un bollito, a caballo entre los veinte y los treinta años, con anchos hombros y unos pectorales bien desarrollados que luce con premeditación. Tiene un mentón rudo, labios carnosos, barba perfilada con maestría, cabello rubio levemente ondulado y, por lo que se deja ver, depilación deportiva. Pero lo que más me atrae es la prominente sonrisa que luce en todo momento. Tiene «la sonrisa del hombre absoluto», la de un ser privilegiado que ha conseguido aunar, en su microespacio temporal, el arte-ocio con la profesión-sustento conquistando con clarividente determinación las más altas cuotas de autoestima y reconocimiento personal que irradia como un lucero, iluminando a quienes tenemos la suerte de estar a su vera.” 

(Fragmento de Cien pasos al norte, La Equilibrista, 2021)

Más artículos

DISTRAI TECNOLOGÍA, empresa dedicada a la fontaneria sin obras por toda España

La fontanería es una especialidad que se practica desde...

El transitario, ¿cuáles son sus funciones?

Las empresas que se dedican al comercio internacional están...